Afectaciones por desborde del Río Medellín en el barrio El Sinaí | Fotografía Henrry Valencia

Afectaciones por el invierno en El Sinaí

La temporada invernal sigue generando estragos en la ciudad de Medellín, afectando vías principales de movilidad, produciendo deslizamientos y crecientes de ríos y quebradas. 

En la noche del 5 de abril el Río Aburrá desbordó su cauce en varias zonas de la ciudad, lo que ocasionó la inundación del soterrado oriental de Parques del Río, cerca a la Plaza de Toros La Macarena, y el barrio El Sinaí en la Comuna 2 – Santa Cruz, donde afortunadamente no se presentaron lesionados según informó Alethia Arango Directora del DAGRD Medellín.

Elsy Fernandez y Silfredo Sarmiento son parte de una de las 29 familias afectadas por el desbordamiento del río. Llegaron de Barranquilla a Medellín hace varios años en busca de un “buen futuro”, se ganan la vida vendiendo frutas y haciendo oficios varios, hace un año y medio habitan un rancho en el Barrio El Sinaí ubicado en el costado oriental del Río.

Silfredo cuenta que el agua alcanzaba una altura de un metro y medio en su casa, pasó la noche en vela esperando a que escampara para empezar a buscar soluciones para su familia, “esta fue una consecuencia de la naturaleza,  ayer fue una cosa impresionante que nos dejó en la calle, dormimos afuera, el agua nos avisó, eso fue horrible. Los niños durmieron en las casas de los vecinos, mientras estuvimos esperando a que escampara”.

El 6 de abril, estas familias amanecieron sin alimentos ni trastos para cocinar, el pantano cubría todo. Héctor Medina, líder del barrio, contó que realizaron llamadas a la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos para solicitar ayudas, sin embargo tuvieron que esperar varias horas para recibir algunos refrigerios. Mientras tanto, la Corporación Cultural Nuestra Gente, quienes tienen una cercanía con el barrio, facilitó algunos refrigerios e hicieron junto a la comunidad un convite para un sancocho comunitario para el almuerzo de las familias afectadas.

La institucionalidad llegó al barrio minutos después de presentarse la emergencia, sin embargo, la comunidad manifestó algunas inconformidades, pues consideran que debe darse más prioridad a temas como la alimentación antes que el censo que se inició en la mañana:  “uno primero piensa en la barriga antes que cualquier protocolo, los niños en ayunas y ellos haciendo encuestas, con un computador lleno y ya, yo les dije: tanto protocolo y el hambre no espera, los niños ahí sin comer. Demasiadas cámaras y por toda parte el despliegue pero nadie pensó en el estómago. Verdaderamente no se veía la humanidad” Señaló Mery Jaramillo habitante y lideresa del barrio.

Intentamos consultar esta situación con los servidores públicos presentes, pero manifestaron no tener autorización para dar entrevistas. Compartieron con este medio un reporte de la jornada en el que se destaca la caracterización sociofamiliar para identificación de necesidades, sensibilización sobre el riesgo, auxilio habitacional a 6 familias y entrega de paquetes alimentarios a 25.

  • Según la Alcaldía de Medellín se atendieron 25 familias integradas por 75 personas.
  • 4 familias no se han podido localizar ya que no se encuentran en las viviendas.
  • 31 personas son niñas y niños, 3 personas mayores y 41 adultos, como características especiales 1 persona con discapacidad y 2 madres gestantes.
  • 3 familias se albergaron en redes familiares y quedaron en la vivienda 16 familias debido a que no aceptaron auxilio habitacional.

¿Qué sigue después de la inundación?

El Sinaí tiene hoy la preocupación de qué pasará con sus hogares, puesto que está la alternativa de albergues temporales por parte de la Alcaldía pero temen perder sus terrenos y espacios de vivienda: “Estoy aquí, perdí mi rancho porque todo se me lo llevo el río, pero no me voy, porque si yo me voy me desalojan de mi rancho”, así lo expresa Jhon Jairo Arboleda, un habitante del Sinaí que se dedica al reciclaje y se vió afectado por el desastre. 

Algunos servidores públicos le dicen a la comunidad que los albergues serán por un periódo de tres meses aproximadamente, sin embargo esto no mitiga el miedo: “Hay casos como el mío de personas que no se quieren ir, por lo mismo, por la incertidumbre y la inseguridad de que no nos cumplan. Si, muy bien, nos pagan los tres meses, pero ¿después qué?” Agrega Jhon Jairo y concluye: “No se hoy como iremos a pasar la noche, pero tampoco nos iremos para ningún lado”

Se hace un llamado de atención a la Administración Municipal y los organismos de socorro para la implementación planes de prevención y mitigación de riesgos y desastres naturales, pues un habitante de El Sinaí que pidió que se protegiera su nombre contó que hace 15 días se presentó una inundación de menor magnitud en este sector y llegaron a atenderlo pero no se presentaron acciones preventivas ante un nuevo episodio.

Tambien puedes leer ¿Qué hacer para prevenir una inundación?

Por Lorena Tamayo y Henrry Valencia

Articulo relacionado

Debemos cuidar la columna vertebral

La columna es el pilar que nos mantiene rectos y una gran fuente de molestias …

Comentar este artículo

Para que estemos más cerca
¡suscríbete!
Actualizaremos nuestra información en tú correo electrónico y WhatsApp
Para que estemos más cerca
¡suscríbete!
Actualizaremos nuestra información en tú correo electrónico y WhatsApp
Este sitio utiliza cookies. Al continuar utilizando esta web, aceptas su uso. Para obtener más información, incluido cómo controlar las cookies, consulta aquí:
Este sitio utiliza cookies. Al continuar utilizando esta web, aceptas su uso. Para obtener más información, incluido cómo controlar las cookies, consulta aquí: