Por acción popular El Sinaí consigue un semáforo

La Veeduría del Barrio El Sinaí logró la instalación de un semáforo peatonal sobre la carrera 52, frente a la Escuela La Rosa. Un lugar altamente transitado por carros particulares, buses de transporte público, motos y vehículos de carga.

La comunidad de El Sinaí, tenía la necesidad de regular el paso de carros y motos por la carrera 52, para ello implementó el mecanismo de protección de derechos e intereses colectivos ciudadanos denominado acción popular. Con el cual se logró la instalación de un semáforo peatonal que organiza el tránsito de vehículos y facilita el acceso a los servicios de salud, educación y entretenimiento que se encuentran en el otro costado de la vía. (lea Semáforo, una necesidad prioritaria para la comunidad de El Sinaí)

Estuvieron aproximadamente 3 años en este proceso. Inicialmente intentaron con un derecho de petición dirigido a la Administración Municipal, en él solicitaban atender la problemática: “eso fue lo primero, después la tutela se implementó para que nos dieran respuesta a los derechos de petición. Para lograr la instalación del semáforo se tuvo que interponer una acción jurídica denominada acción popular, que afortunadamente salió a favor de la comunidad”, cuenta Antonio Ochoa de la Veeduría del Barrio El Sinaí. (En Vídeo: Los habitantes del Sinaí reclaman un semáforo)

El artículo 88 de la Constitución Política de Colombia regula las acciones populares para la protección de los derechos e intereses colectivos relacionados con el patrimonio, el espacio, la seguridad pública, la moral administrativa, el ambiente, la libre competencia económica, entre otros. Primando el interés plural a las acciones particulares.

Juan Esteban Gómez, abogado asesor de la Corporación Mi Comuna explica que “no es una acción que sea muy técnica, la ley trae unos parámetros que dicen que debe tener una acción popular. En ella se debe Indicar el derecho que está siendo violado, se debe hacer una anunciación de los hechos, anexar las pruebas que se pretenden hacer valer, como firmas de los perjudicados, videos, testimonios y recortes de prensa, describir lo que quieren pedir, y anexar direcciones de notificación como correos electrónicos, teléfonos y lugares físicos. Vale agregar que esta acción se puede dirigir contra el Estado, un particular o privado”.

Don Antonio relata: “seguía yo con esa inquietud y me decían que eso era un ‘canto a la bandera’ que era imposible, que no se podía, yo metí la cabeza y dije ¿cómo no se va a poder? y tuve que demostrar sustentadamente y técnicamente que sí se puede y mire que sí se pudo”.

Hoy el semáforo se encuentra en funcionamiento, es útil para la comunidad, especialmente para niñas, niños, personas de avanzada edad y en situación de discapacidad. Andrea Vélez comerciante del sector, expresa que “el semáforo le ha servido mucho a la comunidad, más a la parte estudiantil de la escuelita La Rosa, ya que favorece a los niños para que crucen la calle con más tranquilidad, hay más espacio para desplazarse con facilidad porque antes era algo realmente imposible ya que esta es una vía arteria donde se transita demasiado. Igual falta que la comunidad, los motociclistas, todos, tengan un poco de conciencia y que respeten un poquito más el semáforo’’.

En la actualidad, el sector tiene algunas necesidades: la primera es una acción comunicativa que explique que es necesario presionar el botón para que el semáforo permita el tránsito peatonal, lo segunda es generar mayor conciencia para que los conductores respeten la norma de tránsito y no crucen el semáforo cuando está en rojo, la tercera es condicionar una rampa para personas en situación de discapacidad y finalmente, que las personas no aparquen sus vehículos en el paso peatonal hacia la escuela.

Para que el semáforo cambie a verde es necesario presionar el botón.

¿Qué dicen los habitantes del sector?

 

“El semáforo favorece mucho a los estudiantes y a los abuelitos, pero todavía falta que los carros y las motos tomen más conciencia, ya que se lo pasan en verde, todavía no han tomado conciencia de lo que representa el semáforo”

Diana Sánchez

“Para mi condición de movilidad reducida ha sido mucho mejor, porque el tránsito de vehículos no respeta casi al peatón y yo me veía con muchas complicaciones para cruzar la calle. Ahora que está el semáforo ya hay una norma que me protege como peatón y es que los vehículos deben parar en un momento determinado para cruzar. Falta como a 50mts organizar la parte peatonal porque no hay acera, ni anden. Y como ando con un bastón, al no haber un andén peatonal hay muchos huecos que me dificultan la movilidad.’’

Dairo Andrés Zapata

 

“Con el semáforo cambió la situación más o menos, porque toca apretar el botón para que paren los carros, pero en un corto tiempo vuelven y arrancan, entonces no da mucho tiempo para pasar la calle. El sector ha cambiado medio-medio, porque le falta más mejora.’’

Alicia Osorio

Acerca de Mi Comuna 2

El periódico MI COMUNA 2 es un medio de comunicación de la Comuna 2 – Santa Cruz, de la ciudad de Medellín. Con un tiraje mensual de 13.000 ejemplares y 16 páginas a full color, el periódico ha publicado más de 69 ediciones, algunas de ellas financiadas con recursos de la Corporación Mi Comuna, la entidad que lo administra. Desde el inicio el equipo de trabajo de este medio se propuso contribuir con el desarrollo local, social y comunitario a partir de la construcción de espacios de encuentros, es por ello que la realización de cada edición tiene como ingrediente principal la participación de los habitantes de la comuna.

Articulo relacionado

Empoderémonos de nuestras problemáticas

En la apuesta de transformar el territorio que habitamos  y las realidades en las que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *