Palabras para la gente del hoy

Una vez Daniela, una amiga del barrio, me dijo “misógino”. Yo quedé perplejo, mejor dicho, no entendí nada; así que le pregunté a mi otra compañera, mi amiga de infancia Doris.

—Doris, ¿sabes qué significa misógino?

—Claro que sé, pero dime, ¿entonces tampoco sabes qué es hembrismo, machismo, misandria y patriarcado? —me respondió ella.

—No, aunque sí sé qué es patriarcado. Es donde la autoridad son los hombres, puede ser en toda la sociedad o en un grupo social. Pero no sé qué es eso de misógino, y ya me embolataste con las otras palabras, así que explícame por favor qué significan.

—Misógino viene de la palabra “misoginia” que es la falta de confianza, aversión y odio hacia las mujeres, esto incluye actitudes que denigran, violentan y discriminan a las mujeres y las niñas. Mientras que machismo es una actitud sexista en la que se discrimina y desprecia a la mujer considerándola inferior al hombre, además, defiende las prácticas sociales que niegan a la mujer la igualdad en derechos. Cuando hablamos de misandria, nos referimos al odio o aversión hacia los varones por considerarlos inútiles, nocivos e innecesarios. Y hembrismo es el desprecio y discriminación hacia el hombre o la idea de superioridad de la mujer sobre el hombre.

Existen muchos más términos que deberíamos conocer Camilo, y así no andar equivocándonos e ir confundiendo significados —me dijo Doris.

Ya veo —le respondí—. No puedo estar confundiendo feminismo con machismo o con misandria, ¿cierto? Porque además entiendo que el feminismo es el movimiento social que lucha por la igualdad de derechos y oportunidades de manera equitativa entre mujeres y hombres.

—Exacto Camilo, en ese error caen muchas personas. Qué bueno que entiendas, ya que no es tan fácil conocer y relacionar estos términos relativamente nuevos para todas y todos, pues poco nos hablan de ellos en el colegio y en la universidad. Pero bueno, ¿y por qué Daniela te dijo que eres misógino? —me preguntó.

—Estábamos en el gimnasio, cuando salimos de allí, vi varias mujeres reunidas y yo le dije a Daniela que ellas no deberían estar ahí tan temprano hablando quién sabe qué, deberían estar en la casa y no en la calle. Además, que me molestaba mucho verlas en los parques como si no tuvieran nada que hacer en la casa, iba a seguir diciendo cosas cuando Daniela me detuvo y me dijo: “¿Eres un misógino y machista?”. El término machista más o menos lo entendía, pero el otro no, y ya sabes que no me gusta quedar de ignorante, ella me lo dijo en forma de pregunta y yo por vergüenza me quedé callado.

Quiero agradecerte por explicarme poco a poco lo que significan estas palabras. Además, no solo por eso, sino porque me estoy dando cuenta que nosotros los hombres vamos creciendo y creemos que tenemos derecho a usar el espacio público en cualquier horario y que las mujeres no, sin darnos cuenta vamos odiando sin querer. Tú has sido mi mejor amiga desde hace mucho tiempo y hoy a mis 22 años, sigo aprendiendo contigo.

Daniela también me da lecciones al decirme esa palabra tan desconocida para mí; iré donde ella para que hablemos, pienso que juntos podremos seguir aprendiendo. Sé que ella es feminista y siente todo eso que ocurre en esta sociedad patriarcal, me disculparé. Creo que estoy en deuda con las niñas y mujeres, promoveré en mis grupos de deportes la participación de ellas, que logren estar en los espacios públicos sin que sea un riesgo, los hombres debemos respetarlas estén donde estén.

Doris, ¿qué tal si nos sentamos más adelante a tomar un café con Daniela y conversamos más sobre esto?

—Claro que sí, me encantaría conocer a Daniela. Recuerda siempre, el feminismo lucha por la igualdad de derechos, nunca será lo contrario al machismo, tenlo muy claro.

Estamos en épocas donde el conocimiento es poder, las palabras pueden hacer que se cambien las formas de relación. Desconocer el significado de estas nos puede llevar a una mala comunicación y generar rupturas entre amistades o familiares, pero si se comprenden, se puede avanzar y mejorar las relaciones sociales, políticas y culturales para lograr una sociedad incluyente, respetuosa, amorosa, equitativa con oportunidades para todas las personas.

Por Anet Estrada Martínez 

Acerca de Mi Comuna 2

El periódico MI COMUNA 2 es un medio de comunicación de la Comuna 2 – Santa Cruz, de la ciudad de Medellín. Con un tiraje mensual de 13.000 ejemplares y 16 páginas a full color, el periódico ha publicado más de 69 ediciones, algunas de ellas financiadas con recursos de la Corporación Mi Comuna, la entidad que lo administra. Desde el inicio el equipo de trabajo de este medio se propuso contribuir con el desarrollo local, social y comunitario a partir de la construcción de espacios de encuentros, es por ello que la realización de cada edición tiene como ingrediente principal la participación de los habitantes de la comuna.

Articulo relacionado

Juntas somos más

Trabajar juntas si se puede, rompiendo las barreras socialmente impuestas que nos dividen y nos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *