Foto de Fondo creado por jcomp - www.freepik.es

¿Qué tanto ha afectado las clases virtuales y el trabajo en casa la salud?

Desde mediados de marzo con el inicio del confinamiento obligatorio la cotidianidad de millones de personas cambió por completo: teletrabajo, clases virtuales, reuniones sociales interconectadas, mayor consumo de entretenimiento a través de dispositivos digitales. Todo esto en condiciones que no siempre son las adecuadas, como falta de sillas y mesas ergonómicas, horas de trabajo, clases o pasatiempo sentado en el sofá o directamente en la cama.

Así las cosas, el exceso de sedentarismo, incluso habiendo terminado la cuarentena obligatoria, sumado a las malas posturas ¿habrán pasado factura a la salud articular y muscular de las personas? Si así fuera ¿qué se debe hacer para mejorar esta condición?

En este momento es difícil conocer datos y cifras de esta problemática de salud ya que al ser un fenómeno nuevo no se tienen información, explica Carolin Ávalos Ardila, Fisioterapeuta de la Fundación Universitaria María Cano y Especialista en educación física de la Universidad de Antioquia: “Se debe trabajar para crear ese contenido y poder medir el impacto que ha tenido el confinamiento y el trabajo en casa para la gente”.

“Si bien en las oficinas, los colegios, las universidades, las sillas y mesas son de medida estándar (es decir, a la comodidad de cada oficio), se creería que en casa se tienen esos elementos a su medida” Menciona la profesional. Pero lo que ocurre es lo contrario, la deficiencia en la calidad del diseño los asientos, los escritorios, el sofá, en sentido biomecánico hace que no estén adaptados a nuestro trabajo, a lo que está demandando en este momento las necesidades educativas, laborales y de entretenimiento. Agrega que ahora las jornadas son de 7 u 8 horas, en consecuencia, las dolencias de la población en este momento son, precisamente, por los malos hábitos posturales.

¿Qué consecuencias tiene para la salud?

“Hay algo que se llama trauma repetitivo o lesiones por sobre uso. Llevamos siete meses donde ya el cuerpo no aguanta más: los tejidos, los ligamentos, los músculos; eso sumado a un sedentarismo que se ha ido aumentado” ¿Las consecuencias entonces? Dolor de codo, dolor de espalda, dolor en las articulaciones. Ha sido la respuesta del cuerpo a estas posiciones prolongadas durante todo este tiempo, concluye la fisioterapeuta.

Añade que los computadores, que en muchos casos son portátiles, hacen que las personas asuman posiciones que no son anatómicamente recomendables o no son ergonómicas; es decir, usar estos equipos, hace que la gente trabaje o estudie desde el suelo, desde la cama, en un sofá. Todo ello no genera ningún tipo de bienestar a la persona que está en dichas actividades. Las consecuencias a largo plazo de no corregirse estos malos hábitos son difíciles de pronosticar.

¿Qué hacer para evitar estas lesiones?

“Generar cultura preventiva. Realizar movilidad articular, estiramientos, ejercicios de fortalecimiento básicos y generales: de cuello, de espalda, de abdomen, de piernas. Que hagan ejercicio al menos tres veces a la semana. Es lo mínimo que cada uno de nosotros debe hacer estando en casa” Las pausas activas realizadas al menos cinco minutos se vuelven más relevantes que nunca, incluso – recalca – hacerlo más frecuentemente ahora de lo que se hacía en una oficina o lugar de trabajo: pararse de la silla, moverse, caminar. Actividades indispensables para evitar consultar con un médico, añade Ávalos.

Enfatiza en la prevención: “Si no le duele nada, vamos a buscar que no le duela nada”. La invitación es a que las personas se acerquen a buscar un plan de trabajo físico con un médico del deporte o un entrenador. Actividades que cada uno disfrute como el baile, caminar, trotar, hacerlo de forma gradual para que el cuerpo se adapte, involucrando estas y otras dentro de la vida diaria. En caso tal que las molestias o dolores dificulten las actividades diarias, se debe consultar con médico general.

Finalmente exalta en este momento lo valioso que es un profesor de educación física, un entrenador, un profesor de arte o de música. Todo lo que ellos puedan aportar son importantes porque generan salud física y en consecuencia salud mental.

Por Miller Rivera Rodríguez

Articulo relacionado

Sexting sextorision pornovenganza, grooming

¿A qué riesgos nos enfrentamos con las nuevas relaciones a través de Internet?

Internet es actualmente  una herramienta muy importante en nuestras vidas, el trabajo, la educación, el …

Comentar este artículo