“Nos sentimos como castigados”

Algunos habitantes de El Sinaí  tienen muchas inquietudes frente a las medidas que ha decretado la Alcaldía de Medellín para controlar el contagio de COVID – 19 en el sector. Este barrio, ubicado en la parte baja de la comuna 2, límite con el Río Medellín, entró en toque desde ayer 31 de mayo hasta el 15 de junio de 2020.

Mery Jaramillo, habitante y lideresa del barrio, dice que hoy 1 de junio, pasó más de 4 horas en una fila para recibir un apoyo alimentario: “como líder comunitaria digo que las garantías en este momento son ninguna. Estamos esperando ayuda y nada, me parece horrible, llevamos 4 horas en una fila que no se mueve. Distanciamiento social nada, porque aquí estamos todos juntos esperando que nos llegue una ayuda humanitaria, hasta con adultos mayores. No es sino protocolo y trabajadores de la Alcaldía por toda parte, no creo que para 14 días la gente sin poder salir ni a trabajar  vayan a poder vivir. Para mi esto va estar muy duro.”

Escucha el testimonio de Mery Jaramillo, habitante del Barrio El Sinaí cuenta cómo vivió el primer día de toque de queda.

 Hector Medina Santa,  de la veeduría ciudadana de El Sinaí, afirma que sus derechos y los de sus vecinos están siendo vulnerados. “En las noticias dicen que la comuna  2, pero la realidad es otra, es solamente El Sinaí. Estamos quedando prácticamente como la escoria de la ciudad, como que todos estamos infectados y eso no es así. Si toman la temperatura a una persona y ven que no tiene nada ¿por qué no va a poder salir a comprar la comida? es una vulneración de derechos total. Para la ayuda humanitaria pasaron anotando solamente a la gente que no está inscrita en Medellín Me Cuida laboral, pero si nadie puede salir a trabajar entonces ¿cómo vamos a hacer?, todos nos sentimos muy vulnerados y encerrados.  Nadie niega que sí hayan contagios, pero no somos todos, deberían tomar medidas con las personas que identifican contagiadas pero no algo así”.

Hector Medina, integrante de la Veeduría del Barrio El Sinaí, relata cómo están viviendo el toque de queda.

La mayoría de los habitantes de El Sinaí son vendedores ambulantes y empleados informales, lo que significa que su sustento depende del “rebusque” diario, viviendas en alto riesgo, hacinamiento, pobreza extrema son problemáticas que necesitan atención más allá de la militarización, es un barrio que históricamente ha buscado ser reconocido y hoy se hace visible para un estigma social.

Un habitante de El Sinaí realizó un video donde se evidencia el desorden de la institucionalidad en el sector.

Según la Alcaldía de Medellín, los casos de COVID-19 en esta zona representan el 12% de contagios en toda la ciudad.

Conoce más del Barrio El Sinaí en este documental realizado por la Corporación Eleéo.

Articulo relacionado

¡Ojo! Adelántese a los problemas. Subsidio de mejoramiento de vivienda se le puede convertir en un dolor de cabeza

Desde el 27 de julio el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), …

Comentar este artículo