Villa Niza

VILLA NIZA: Un barrio de gente muy amable. 

Según una publicación del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 2, Santa Cruz, la historia de villa Niza empieza el 17 de agosto de 1961, cuando se aprobó el plan “Alianza para el progreso”.

Doña Angélica Puerta vive en este sector desde el año de 1963 y cuenta que cuando llegó los carros no entraban sino hasta el sitio conocido como  tango bar, puesto que no había facilidad para que entraran hasta la zona. Fue después cuando los vecinos se unieron y organizaron las calles, con los que los carros que los trasportaban empezaron a llegar hasta el lugar.

Cuenta también que ella y otros de sus vecinos llegaron hasta esta localidad procedentes de los barrios la Alpujarra y el Bosque, gracias a una ayuda que recibieron en Provivienda (una entidad que por medio de la  Organización de Estados Americanos) y el entonces presidente de los estados unidos J.F. Kennedy, quienes donaron los recursos y materiales para hacer la construcción de las casas en las que ahora habitan. “las casas eran de barro y los vecinos las fueron arreglando y ampliando con el tiempo” relata doña Angélica.

El señor Genaro Gonzáles Córdoba, nos cuenta que ellos como comunidad primero fueron integrantes de Villa del socorro, pero cansados de que las ayudas y los proyectos se gestionaran solo para la parte alta donde actualmente queda dicho lugar, decidieron organizarse y constituirse como Villa Niza, creando la Junta de Acción Comunal a eso del año 1990.

La comunidad.

 “Yo quiero mucho mi barrio porque es muy bueno para vivir”  es lo que responden personas como Doña Consuelo Valencia al preguntarle por el lugar donde vive actualmente.

Para ella y para otras personas es muy buena la tranquilidad que se está viviendo en este momento ya que en el pasado la situación de violencia del país y de la ciudad no permitían la integración y la tranquilidad con la que se cuenta en estos momentos.

Hernando Martínez lleva más de 40 años viviendo en esta localidad y dice que si bien la vida allí es buena por la tranquilidad y la amabilidad de algunos vecinos, las personas también deberían tener más conciencia  con el tema de las basuras que se ven regadas por algunas de las calles.  De igual manera resalta la movilidad que hay en el sector ya que para llegar hasta él se puede hacer en 9 rutas que llegan al sector o cerca de él.

Para otras personas son pocas las oportunidades que se brindan  para la juventud y los adultos en edad productiva, pues hay mucho desempleo y los jóvenes se están yendo por el camino de las drogas y de las malas acciones, al no tener  lugares de esparcimiento ni actividades donde puedan ocupar el tiempo libre. Para los de la tercera edad hay tres clubes de vida donde se pueden dispersar y recrear.

Los adolescentes Kevin Bolaños y Blandón Gutiérrez aseguran que las actividades de recreación y dispersión que encuentran en este lugar son pocas, ya que solo cuentan con la cancha del botadero y sus casas o la de sus amigos para divertirse.

Para la comunidad en general en el tema de liderazgo hay un descontento por parte de los que lo ejercen y los que se ven beneficiados o afectados por el, debido a que existen algunas diferencias entre ambas partes.

Aunque en el barrio no hay parques, ni placa polideportiva y mucho menos un centro de salud, algunas personas agradecen la cercanía con barrios como Andalucía y Villa del socorro, donde pueden encontrar lo que a ellos les falta.