Tejido canceroso producido por el VPH

Virus del Papiloma Humano: un peligroso enemigo que ataca silenciosamente

Mary Luz Borja convivió durante años con el Virus del Papiloma Humano (VPH), sin saber que este enemigo silencioso estaba causando estragos en su cuerpo y poniendo en peligro su vida. Esta madre cabeza de hogar nunca imaginó que el resultado de su primera citología sería devastador.

A la edad de 26 años le diagnosticaron cáncer de cuello uterino en etapa temprana y desde ese momento, la invadió el miedo. No quería morir tan joven, sin ver crecer a sus tres hijas. La única opción que le quedaba era luchar con todas sus fuerzas para salvar su vida.

¿Qué es el VPH y cómo se transmite?

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual que afecta tanto a hombres como a mujeres. Existen más de 100 tipos de este virus, los cuales pueden causar infecciones o cáncer en la garganta, la boca y el área anogenital.

Los hombres también son portadores del VPH y pueden transmitirlo a sus parejas. Las infecciones son comunes, sin embargo, no les produce complicaciones graves. Lo más frecuente es la aparición de verrugas genitales que en algunos casos son visibles.

Este virus se puede contraer y transmitir sin saberlo, debido a que la mayoría de veces, las infecciones persisten durante tiempos prolongados sin manifestar síntomas. El ginecólogo Humberto Turizo asegura que “durante las relaciones sexuales, el uso del condón puede prevenir la mayoría de infecciones por VPH, pero como método de barrera no asegura una protección total porque incluso estas se transmiten por el simple contacto con la piel, sin necesidad de que se de la penetración”.

El riesgo para las mujeres

Algunos tipos de este virus producen lesiones precancerosas que de no ser tratadas a tiempo, desencadenan el cáncer de cuello uterino, una de las principales causas de mortalidad femenina en el país, según los registros de la Sociedad Colombiana de Cáncer.

Después de recibir el resultado de su citología, a Mary Luz le realizaron una cirugía para retirarle un tumor maligno de su cuello uterino. Por fortuna, el cáncer fue eliminado por completo de su cuerpo, gracias a que se encontraba en etapa inicial. Ahora, sus posibilidades de seguir con vida son una realidad.

Desgraciadamente, no todas las mujeres corren con la misma suerte. De acuerdo con cifras reveladas por Profamilia, cada año se diagnostican en promedio seis mil 800 nuevos casos de cáncer de cuello uterino en Colombia, de los cuales el 50 por ciento terminan con la muerte. Esto significa que cada día mueren nueve mujeres en el país.

Prevención y tratamiento

En la actualidad, no existe una cura para las infecciones por VPH. Sin embargo, se pueden prevenir y darles un tratamiento adecuado. Según Humberto Turizo, “la vacunación y la citología son las mejores formas de prevenir la infección con los tipos de VPH. El diagnóstico temprano de las lesiones, a través de la citología, permitirá el inicio de tratamientos curativos”, agregó.

Además, es importante reducir factores de riesgo como: el inicio temprano de relaciones sexuales, la promiscuidad, el poco o mal uso del condón, el tabaquismo, compartir ropa interior o cuchillas de afeitar y no practicarse la citología de manera periódica. Otros factores que inciden para contraer el virus son: vivir con Sida (VIH) y tener o haber tenido alguna infección de transmisión sexual.

La Organización Mundial de la Salud aprobó la aplicación de vacunas contra el VPH para niños y niñas entre 9 y 15 años y mujeres de 17 a 26 años. Aunque la efectividad de estas vacunas es del 100 por ciento para quienes no hayan iniciado ningún tipo de actividad sexual, también es recomendable para mujeres adultas sexualmente activas y con hijos.

Mary Luz, quien ahora es sobreviviente del cáncer, tendrá que continuar practicándose la citología cada seis meses para evitar una recaída. En este momento, planea su futuro y solo desea estar al lado de sus hijas y continuar trabajando en su negocio de comidas rápidas en el barrio Villa del Socorro. “Me siento bendecida por Dios. Mi visión de la vida cambió y aprendí a valorar cada segundo con mis hijas. Yo solo les digo a todas las mujeres que no se descuiden y que se hagan la citología pues gracias a eso hoy estoy viva”, aseguró.

 

Acerca de Lorena Jaramillo

Comunicadora - Periodista interesada en el trabajo comunitario y convencida de que es posible transformar vidas a través del periodismo. Me apasiona contar historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *