Una invitación a no abandonar el estudio

Quisiera iniciar este pequeño artículo citando a Sócrates, uno de los grandes maestros de la historia cuando dijo: “Desearía que el conocimiento fuese de ese tipo de cosas que fluyen desde el recipiente que está lleno hasta los que permanecen vacíos” pensando en estos días en la situación que nos aflige, por decirlo de algún modo, en tiempos de pandemia y apoyando mi tesis en Sócrates para entender que este momento deberíamos tomarlo también como una oportunidad y no desfallecer.

Soy claro en que es difícil poder acostumbrarse a esta dinámica de vida y es por eso que pienso que la escuela es el punto de mayor fortaleza que tenemos. Los maestros, que son los portadores de conocimiento, deben llegar a las almas de los estudiantes, estos son nuestros grandes creadores de ciencia, lógica de juegos y de tantas maravillas al interior del aula, son los recipientes de luz y la esperanza del mañana. Por eso quiero referirme a un punto muy importante: la deserción voluntaria de nuestros estudiantes.

Como docente de la Institución Educativa Villa Del Socorro veo con preocupación el poco anhelo y deseo de algunos estudiantes por concluir de forma satisfactoria este año escolar, por eso considero que este proceso nos invita a reinventarnos. Las oportunidades en la vida en ocasiones son escasas y es por eso que debemos continuar en el proceso, no desfallecer al primer intento y por el contrario hacernos fuertes y continuar. Este proceso requiere mucho apoyo de todos, de las instituciones, de la comunidad y sobre todo de los padres de familia. Es en ellos donde surge la chispa de entusiasmo educativo, es en el hogar donde se forjan los grandes deseos de superación y se fortalece el espíritu para pensar en un mañana mejor para todos.

Quiero hacerle la invitación a la comunidad educativa a permanecer y aguantar un poco, como los marineros en un mar agitado en medio de la tormenta, y esperar de nuevo que las aguas se calmen y todo vaya regresando a la normalidad. Considero que todo va pasando, de alguna manera va a estar mejor, porque nada dura para siempre. Padres de familia de la comunidad, también quiero darles una voz de aliento y pedirles su apoyo incondicional para que nuestros niños, niñas, jóvenes y adultos continúen en el proceso escolar.

Anuncio

Estamos haciendo un esfuerzo enorme desde la institución, nuestro rector, los coordinadores, docentes y equipo de apoyo interdisciplinar, para apoyarlos y de esa forma todos salir triunfantes de esta situación. Por eso y con esto concluyo, quiero invitarlos una vez más a ser ese punto, ese pilar donde el futuro se pueda garantizar para todos, y de esta manera continúen todos dentro del sistema académico, cumpliendo con las tareas asignadas. Que podamos decir en un futuro, no muy lejano, que fuimos capaces de ser mejores seres humanos y en medio de todo, cualquier situación que llegase a presentarse la superaremos unidos como una sola institución, la escuela y la familia son una sola unidad de esperanza con un futuro para toda la humanidad.

John J. Ochoa Ríos
Docente: IE. Villa del Socorro

Articulo relacionado

Teatro a ciegas

¿Alguna vez has leído con los ojos cerrados? ¿Te has arriesgado a que sean solo …

Comentar este artículo