Fotografía: cortesía Ludoteca Los Sueños

Un lugar donde todos son niños

Vivir los derechos, soñar, dialogar y hasta una ruta mágica, ése es el mundo que pueblan pequeños y jóvenes, madres, artistas, escritores, músicos y bailarines, en un reducido espacio junto a la iglesia del Playón, en la Ludoteca los Sueños.

Fundada en 1995. Hace poco mudaron sus instalaciones a un segundo piso en la calle 123. Está a cargo de Diana Guerra, quien cumple dos años en el ejercicio de formar a niños de todas clases. “Nuestras ludotecas tienen un sentido formativo, tienen la intención de educar y recrear”, dice, orgullosa del arduo trabajo que es tratar con infantes.

Con 200 niños inscritos, la Ludoteca los Sueños funciona de martes a sábados, de 1:00 a 5:00 p.m, y organiza actividades distintas cada día, para el entretenimiento y aprendizaje de quienes la visitan después de una mañana escolar. “Nosotros manejamos cuatro proyectos en los cuales basamos nuestras actividades”. El primero, Vivo mis derechos, que consiste en habilidades para la vida, “trabajamos lo que es el conocimiento de sí mismos, la toma de decisiones, comunicación asertiva, resolución de conflictos y el reconocimiento de emociones”, además de las metas para el desarrollo: la autonomía, autoestima, salud, creatividad y la solidaridad.

El segundo proyecto se llama Soñarte y recopila todos los talleres artísticos que se hacen con las madres de los niños, “dentro de este proyecto existe una alianza con el proyecto Forma2 en el Arte, quienes nos brindan cursos de fotografía y video”.

El tercero, Ruta Mágica, consta de juegos recreativos y deporte. El cuarto, llamado Dialoguemos, se hace con el acompañamiento de un psicólogo que asesora a los niños y jóvenes, y también aconseja cómo llevar la crianza de un hijo.

En estos cuatro propósitos fundamentan sus actividades, que cambian cada día. Los martes, la Ludoteca hace trabajos con pintura; los miércoles realizan actividad física por fuera, “en los lugares que, por derecho, les pertenecen”; los jueves, niños y jóvenes conspiran para trabajar las metas del desarrollo. Los viernes, se hace préstamo de juguetes con el acompañamiento del personal y, a las 3:00 p.m se alimenta el intelecto con la promoción de lectura. Los sábados son los más recreativos, porque se vive la música y la capoeira.

Ludoteca los Sueños es propiedad de la Fundación Solidaria La Visitación, que también financia otras tres ludotecas: Aranjuez, el Picacho y San Pablo. Sin embargo, los Sueños también recibe ayudas del sector privado; por ejemplo, Fundación Saciar dona refrigerios una vez por mes.

Diana también da a conocer algunas carencias que tiene la Ludoteca, entre ellas, el poco presupuesto del que pueden valerse, teniendo en cuenta que deben costear arriendo, servicios públicos, el salario del equipo interdisciplinario, conformado por una auxiliar de biblioteca, una promotora de lectura, talleristas y una ludotecaria (Diana).

“Quisiéramos tener mucha colaboración de las madres. Aunque ellas participan mucho de los talleres, quisiéramos que nos brindaran, también, su cooperación”.

Otra de las falencias que Diana identifica es la poca visualización que tiene la comunidad sobre la Ludoteca. “A pesar de que llevamos veinte años en el Playón, la señora que vive al frente no sabía de la existencia de la Ludoteca”. Para remediarlo, el equipo ha hecho un exhaustivo trabajo de promoción en las redes sociales y proyectos interinstitucionales.

A pesar de todas esas dificultades que siempre ha sobrellevado la Ludoteca, sigue adelante. Por eso, en estos veinte años que cumple, ha logrado arrebatarle de las manos de la violencia y el vicio a cientos de jóvenes que han pasado por ella y que, para Diana, “es por la continuidad que han mantenido con la Ludoteca”.

Sebastián Henao, de 18 años pero que está con la Ludoteca desde muy pequeño, no concebiría sus logros sin el talante que le dieron allí, “seguiría siendo tímido, no tendría ese gusto por el arte… La Ludoteca es una experiencia única que, lastimosamente, muy pocos viven, tal vez porque se creen muy maduros”.

Acerca de Alejandro Múnera

Soy parte del equipo de periodistas comunitarios que hace posible ese maravilloso proyecto de Mi Comuna Dos, porque considero que es una experiencia única para conocer mejor el lugar en el que vivo, para conocer más gente de la comuna, para moverme con más confianza por ella y para mirar ese lado positivo de este lugar. Soy muy tímido pero me encanta escuchar a la gente y escribir sobre lo que les pasa.

Articulo relacionado

Playón de los Comuneros se queda sin su ludoteca

La Ludoteca Los Sueños, de la Fundación Solidaria La Visitación, cerró el pasado miércoles 25 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *