Ultimate: vida, pasión y compromiso

El ultimate es un deporte competitivo de equipo sin contacto, se juega entre dos equipos de siete jugadores, o cinco en la modalidad de playa. Para mí, el ultimate es como un estilo de vida, es un vicio, una vez que uno empieza a jugar ya no quiere parar.

Conozco este deporte hace ocho años gracias a una compañera de colegio. Asistimos un día a la cancha de Villa del Socorro para jugar con el Inder;  ella me dijo que fuéramos a inscribirnos en un deporte raro donde ponían a volar un disco, yo pensé: “¡Qué será!”, fuimos y me quedé. Tenía solo once años y desde ese momento mi vida empezó a cambiar.

El Inder tiene un enfoque más creativo. Trabaja con personas que en la vida no han cogido un disco, que apenas están aprendiendo y llevan el proceso desde cero; mientras que en un club o equipos de élite exigen entrenamiento físico y se enfocan en ganar. Estuve en el Inder de Villa Socorro, Santa Cruz y Granizal.

Jessica Jaramillo, practicante de ultimate

El ultimate me hace escapar de mis problemas cotidianos por un rato, además, gracias a él puedo viajar y conocer a muchas personas. Me gusta sentir esa genial adrenalina que me da cada vez que lo juego, también porque me hace pensar y ser estratégica para salir de cierto tipo de marca o cómo debería atacar. Gracias al ultimate tengo la oportunidad de conocer gente de muchos países, aprender un poco de otras culturas; tuve la experiencia de montar en avión para ir a un torneo en San Andrés. El ultimate para mi es vida, pasión, amor, compromiso,  es como mi otra relación de la cual estoy totalmente enamorada.

El objetivo en este deporte es obtener puntos capturando el disco (o frisbee) en la zona de gol situada al lado opuesto del campo, de modo similar al fútbol americano. Los jugadores no pueden caminar ni correr mientras tengan el disco en las manos; se distingue por su principio de espíritu de juego, por su alto rendimiento y energía. Se podría decir que reúne elementos de fútbol, del baloncesto y del fútbol americano.

El ultimate es un espacio donde me puedo encontrar con amigos, experiencias y momentos que siempre se van a recordar. Me apasiona porque es un deporte que permite juntar tanto la exigencia física como la parte de la diversión y la recreación. Al jugarlo en alto rendimiento exige demasiado, mental como físicamente, te ayuda a crecer como persona, a trabajar en equipo y a aceptar a los demás.

He tenido con el utimate oportunidades que otros deportes no me han dado. Practiqué fútbol y baloncesto, y no tuve la posibilidad de crecer tanto como en este, a tal punto que me llevó a ser parte de una liga. En Colombia hay demasiados equipos, tanto masculinos como femeninos, también está el mix donde juegan ambos géneros.

Un profesor me invitó a hacer parte del Club de Mate, un equipo femenino. Tuve varias experiencias allí y me retiré por tres años debido a una grave fractura de brazo izquierdo. Esos tres años que estuve lejos del ultimate estaba pendiente de los torneos o iba a ver jugar a mis compañeros, ahora como ya me siento mejor entré a Paixao Mix, otro club en el cual, además, le permiten a los jugadores emplearse en este. Cuenta con tres categorías: masculino desde hace dos años, femenino hace un año y la categoría mixta que solo lleva unos meses. En este equipo vivo experiencias todos los días; practico lunes, martes y jueves en el Estadio Atanasio Girardot.

Si te interesa empezar a jugar ultimate puedes acercarte a las escuelas del Inder Medellín,  directamente unirte a algún club o participar en un semillero; por ejemplo, Paixao tiene uno en el que puede pertenecer cualquier persona sin importar la edad. También hay equipos universitarios donde solo se requiere que estés estudiando. Lo más importante es que tengas ganas de jugar y aprender sobre el ultimate.
Siguiente Anterior
Práctica de ultimate| 
 Práctica de ultimate| 
 Práctica de ultimate| 
 Práctica de ultimate| 
 Práctica de ultimate| 

 Práctica de ultimate| 

Siguiente Anterior

Por Jessica Jaramillo

Acerca de Mi Comuna 2

El periódico MI COMUNA 2 es un medio de comunicación de la Comuna 2 – Santa Cruz, de la ciudad de Medellín. Con un tiraje mensual de 13.000 ejemplares y 16 páginas a full color, el periódico ha publicado más de 69 ediciones, algunas de ellas financiadas con recursos de la Corporación Mi Comuna, la entidad que lo administra. Desde el inicio el equipo de trabajo de este medio se propuso contribuir con el desarrollo local, social y comunitario a partir de la construcción de espacios de encuentros, es por ello que la realización de cada edición tiene como ingrediente principal la participación de los habitantes de la comuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *