Playón de los Comuneros, un barrio con 50 años de historia

“Cuando vine ya habían ranchos, pero no habían cogido este terreno aquí abajo por miedo a la Policía. Yo me arriesgué y como a los dos o tres días esto se fue llenando de gente. Junto con el hijo de una señora que nos había ayudado acá en Medellín, marcamos un pedazo para hacer nuestros ranchos. Busquemos estacas, tablitas de cajas de tomate, le labramos punta y les pusimos cabuya. Al otro día de hacer eso me vine del barrio donde vivía, traje de Bermejal  unos palitos que me regalaron, me fui por el lado de Acevedo que habían unos cañaverales a cortar caña brava y a traer pa’ca y armamos los ranchos. Aquí enseguida había una fábrica de cartón en la que botaban el que estaba malo y uno se lo traía e iba forrando y así se comenzó”.

Así recuerda don Alberto Cataño su llegada al barrio que hoy lleva por nombre Playón de los Comuneros, en la Comuna 2. Venía proveniente de Cisneros, de donde salió por temor a las acciones de la guerrilla. Con su esposa y sus cinco hijas llegaron a la ciudad contando con la ayuda de algunos familiares que vivían aquí. De eso hacen ya 50 años.

Es el mismo tiempo que tiene de construido su barrio el Playón, del que se siente orgulloso. Así lo dejó ver en la celebración que la comunidad de este lugar hizo el pasado domingo en conmemoración al territorio que construyeron entre muchos y que han heredado a las nuevas generaciones.

En el festejo se rindió homenaje a las familias fundadoras que, como la de Alberto, llegaron en la búsqueda de un lugar para vivir y que a punta de luchas y trabajo comunitario sentaron las bases de este territorio.

Un momento muy emotivo de la celebración fue la llegada del sacerdote Federico Carrasquilla, un hombre querido y admirado por la comunidad porque durante más de 30 años ha sido un líder que les ha enseñado a trabajar para sacar adelante sus obras sociales.

Iglesia Maria Auxiliadora -Playón de los Comuneros

El religioso, aprovechó la ocasión para resaltar el trabajo que durante este tiempo viene adelantando la Junta de Acción Comunal. “Pensemos cuál es el valor de la Acción Comunal, todo lo que ellos han hecho. Que esta celebración sea un impulso para salir adelante, para trabajar con más ánimo, que estos 50 años sea otro comenzar con más entusiasmo, apoyando a las organizaciones del barrio”.

El festejo también estuvo acompañado de una eucaristía,  la entrega de reconocimientos a líderes comunitarios y de placas conmemorativas por parte de entidades como el Concejo de Medellín.

 

Acerca de Cindy Paola Paternina Arcia

Suelo ser una persona tranquila y risueña. Creo en la gente, y en la solidaridad que aún nos queda. Le apuesto a los procesos comunitarios porque tengo la convicción de que de esta manera se pueden transformar las realidades indignas y violentas que se viven en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *