Playón de los Comuneros se queda sin su ludoteca

La Ludoteca Los Sueños, de la Fundación Solidaria La Visitación, cerró el pasado miércoles 25 de mayo su oferta de servicios, que por más de 20 años ofreció a la comunidad del barrio el Playón de los Comuneros, y sus sectores aledaños.

Según un comunicado de prensa, la Fundación “hoy enfrenta una realidad común para las entidades sin ánimo de lucro” y “se vio obligada al cierre de esta sede, que operaba en un local que no es de su propiedad, ante la escasez de recursos económicos para sostenerla”.

“Las grandes empresas que antes apoyaban sus proyectos, han creado sus propias fundaciones y programas. El Estado está exigiendo que los operadores privados aporten importantes contrapartidas de recursos económicos..” se lee en el comunicado firmado por Rodrigo Velásquez Uribe, presidente de la Fundación Solidaria la Visitación.

El lugar donde operaba la Ludoteca Los Sueños, un segundo piso contiguo a la Iglesia María Auxiliadora del Playón, es propiedad de dicha parroquia, y la Fundación pagaba un arriendo mensual equivalente a $650.000. Una de las razones para el cierre de la Ludoteca es que el inmueble presenta claros problemas de infraestructura.

En la esquina superior derecha del espacio, cuando llueve se filtran grandes cantidades de agua, que ensucian y vuelven incómodo el lugar para las actividades infantiles. Las paredes están en avanzado deterioro. La semana pasada, el local fue víctima de un asalto; alguien que ingresó fácilmente por una vieja reja en el techo.

Cómo ha reaccionado la comunidad

La comunidad habitante del barrio Playón de los Comuneros, quienes vieron nacer e integraron la Ludoteca, no recibieron de la mejor manera la decisión de la Fundación.

De hecho, el viernes 27 de mayo, en un acto simbólico frente a la Iglesia María Auxiliadora, se reunieron varios jóvenes y con pancartas y marcadores  plasmaron mensajes como “Mi vida fue la Ludoteca” y “Hasta siempre Ludoteca”.

Kevin Rodríguez Sánchez, quien estuvo vinculado a la Ludoteca Los Sueños por once años, lugar donde creció y al cual defiende ahora, pues se ha tomado la voz en contra de esta medida, reconoce que “siempre se ha necesitado de un espacio nuevo”; pero lo que él cuestiona es el por qué la Fundación “tomó la decisión de cerrar, en vez de buscar otro lugar”. Sin embargo, la Fundación dice en su comunicado que posiblemente se abra un espacio en el Popular 1, donde iniciaría la nueva Ludoteca.

Se cuestiona también el hecho de no haber tenido en cuenta a la población que beneficiaba la Ludoteca.“Normalmente la Ludoteca empezaba a principios de marzo; llegó marzo, llegó abril, llegó mayo, y la Ludoteca no empezó… Cada vez que los niños llegaban a prestar juegos, no podían, porque ya todo estaba empacado” describe Kevin, siendo esta la manera cómo se enteró de que Los Sueños iba a ser finalizada pues “a la comunidad no nos notificaron que iban a cerrar la Ludoteca”.

Cuando la comunidad se dispuso a cuestionar a la Fundación en su página de facebook, todos los comentarios fueron borrados. “Estuvimos en las redes sociales publicando nuestro dolor, y todos nuestros comentarios los borraron” cuenta Patricia Elena Sánchez, una de las madres de familia que constituyeron también este proyecto social.

Kevin y sus compañeros crearon un grupo en la red social facebook llamado “No al cierre de los sueños”, donde constantemente publican comentarios en apoyo a la Ludoteca, criticando su clausura y rememorando anécdotas de la niñez que tuvieron lugar en este espacio de construcción de sueños Para doña Patricia “no sabemos qué serán de los niños, porque la Ludoteca los alejaba de las calles y de las drogas, esperemos que sigan con esos valores que les inculcaron allí”.

Hasta ahora, la Fundación Solidaria La Visitación no se ha vuelto  pronunciar al respecto. No se sabe qué será del proyecto, posiblemente reviva en el local del Popular 1, que es propiedad de la Fundación. Por ahora, sus allegados no dejarán de protestar contra el cierre de Los Sueños.

 

Acerca de Alejandro Múnera

Soy parte del equipo de periodistas comunitarios que hace posible ese maravilloso proyecto de Mi Comuna Dos, porque considero que es una experiencia única para conocer mejor el lugar en el que vivo, para conocer más gente de la comuna, para moverme con más confianza por ella y para mirar ese lado positivo de este lugar. Soy muy tímido pero me encanta escuchar a la gente y escribir sobre lo que les pasa.

Articulo relacionado

Un lugar donde todos son niños

Vivir los derechos, soñar, dialogar y hasta una ruta mágica, ése es el mundo que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *