Fotografía Christian Álvarez

Origen del día internacional de los trabajadores

Mucho se dice sobre el origen del día internacional de los trabajadores, algunos lo asocian con las pésimas condiciones que padecían los trabajadores en la revolución industrial, otros lo relacionan con los hechos de la “Comuna de Paris”, sin embargo, el día internacional de los trabajadores se origina con las luchas del siglo XIX por los derechos de los trabajadores, representadas en grandes manifestaciones en las Américas y Europa en la década de 1890.

Estas luchas se dieron en medio del florecimiento del sindicalismo. El simbolismo de la Pascua de los trabajadores, del renacimiento y la renovación, dramatizó la celebración del día del trabajador. El primero de Mayo, desarrolló un aspecto carnavalesco que representaba la solidaridad de la clase trabajadora con la parafernalia familiar de insignias, banderas, arte, eventos deportivos y consumo excesivo de alcohol. En Colombia se celebra desde 1914.

Durante el siglo XX, diferentes países han celebrado, reprimido o cooptado esta fecha. En la revolucionaria Rusia se celebraron jubilosos días de mayo. En Italia, bajo el fascismo de Mussolini, se abolió el Primero de Mayo, eliminando las tradiciones radicales de la clase trabajadora que encarnaba. En España, Franco simplemente prohibió el Primero de Mayo, no se celebró nuevamente hasta su caída en 1975. Las protestas del Primero de Mayo jugaron un papel importante en el fin de la dictadura militar en Portugal en 1974, así como en los levantamientos contra el apartheid colonial en Sudáfrica en la década de 1980.

Sin embargo, los derechos de la clase trabajadora no sólo se agotan en el primero de mayo, si bien, es una fecha conmemorativa, los derechos obedecieron  a una construcción histórica en donde la clase desposeída ha ido conquistando con arduas luchas. Por ejemplo, luego de lo acontecido con los mártires de Chicago, los trabajos lograron la reducción de la jornada a 8 horas en lugar de 18, el acceso a que los trabajadores se les garantizara la seguridad social, la igualdad salarial y el derecho de asociación sindical. En lo que respecta a Colombia, luego de los sucesos acontecidos en la masacre de las bananeras se avanzó la contratación directa de los empleadores con trabajadores, el pago de horas extras y las indemnizaciones cuando los despidos fueran ocasionados sin causa alguna.

En conclusión y citando a Engels, se debe entender el trabajo como la “condición básica y fundamental de toda la vida humana, pues es el trabajo la generación de toda riqueza, por lo tanto, no sólo se debe reflexionar que los derechos de los que hoy gozamos, y que costaron arduas luchas, obedecen sólo a la conmemoración de un día, sino que dichas conquistas deben ser defendidas a diario mediante la organización de la clase trabajadora. No en vano, la reducción de la jornada de trabajo, la afiliación al Sistema de Seguridad Social, el reconocimiento de horas extras y de vacaciones se lograron mediante la organización y no bajo la voluntariedad del empleador, que claramente buscaba maximizar sus utilidades a menor costo y donde los trabajadores eran perjudicados por esas condiciones precaria.

Por Juan Esteban Gómez y Tom BosqueVerde

Articulo relacionado

¡Ojo! Adelántese a los problemas. Subsidio de mejoramiento de vivienda se le puede convertir en un dolor de cabeza

Desde el 27 de julio el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), …

Comentar este artículo