Mi Comuna al Cuento, un espacio para creer y crear

 

-¿Qué es para ustedes la memoria?

-Es como recordar profe-. Responde Lina, una pequeña que hace parte del proyecto “Mi comuna al cuento, la historia también la escriben los niños y las niñas” que está desarrollando desde el mes julio la Corporación  Mi Comuna.

Primero llegan las niñas y los niños a los espacios que fueron convocados, expectantes porque no tenían idea de qué es lo que iban a realizar en un proyecto con ese nombre: “La idea es hacer cine comunitario con ellas y ellos, buscar crear desde la realidad de sus territorios diferentes historias que los hagan crear y creer que es posible construir otros relatos a partir de sus miradas y además reconocer que la niñez también tiene voz en la formación de la memoria de nuestros barrios”, expresa Yonatan Duque, gestor cultural comunitario de la Corporación Mi Comuna.

Son casi 80 niños y niñas de la zona nororiental, exactamente de los barrios Pablo VI, Santa Cruz Parte Alta, Sinaí, Manrique, Palermo y Popular #2 que están explorando las diferentes formas de leer el mundo a partir de los libros, las imágenes, las historias, el arte y el juego.

En los encuentros se realizaron también conversaciones con líderes sociales que se encuentran en los territorios, recorridos y salidas pedagógicas. El ejercicio no solo busca ejecutar el proyecto, también pretende encontrar nuevas maneras de articular los procesos, por eso cada espacio está acompañado de organizaciones como la Junta de Acción Comunal de Santa Cruz Parte Alta, Casa Cultural APICP, Corporación Cultural Nuestra Gente, Fundación Solidaria la Visitación – Ludoteca Palermo, Semillero Recreando Pablo VI de la lideresa Audrey Cañas y Café Cultural El Arte-Sana.

La intención final de los talleres es construir piezas cinematográficas con las niñas y los niños, descubriendo formas distintas de narrar y contar las historias de sus barrios.

Articulo relacionado

Lucas, Loki, Nativo, un cantautor que viaja por el universo de las melodías

“El indio con su cholita sale muy de madrugada a trabajar con los surcos del …

Comentar este artículo