La Isla: “esto es tierra de nadie, somos otra ciudad”

Lo que si todos reconocemos es que este lugar ubicado en la periferia de la comuna, termina allá en el extremo del barrio La Isla, limitando con el municipio de Bello y la Comuna 1 – Popular – de la ciudad de Medellín. Y es tal vez su ubicación en medio de una zona limítrofe, la que hace que tanto sus habitantes como la comunidad en general no tengan conocimiento de cuál  Junta de Acción Comunal (JAC) en su radio de acción tiene asignado su sector, la misma razón por la que de ningún lado reciben intervenciones o ayudas.

“A esto por aquí no viene nadie, ni  la JAC ni nada, a nosotros no nos reconocen. Yo una vez fui a la casa de Justicia de Villa del Socorro para que me dieran una carta que dijera que yo vivía en la Comuna 2, para mi sobrino que iba a entrar a estudiar con el Presupuesto Participativo y me dijeron que tenía que ir hasta Guadalupe porque yo no pertenecía a la Comuna 2. Nosotros somos extraterrestres, esto es tierra de nadie, somos otra ciudad”. Cuenta Ana Isabel Restrepo, habitante del sector.

El territorio…

Este “sector” olvidado de la comuna está atravesado por una calle estrecha y maltrecha, por donde a penas si pueden transitar al mismo tiempo los carros y los peatones, y en tan mal estado que el polvo y las piedras se levantan al pasar sobre ella. Rodeando ambos lados están las casas, casitas y casuchas elaboradas con madera, plástico, adobes, cartón, latas de zinc, y demás materiales que la escasez haya provisto y la creatividad haya empleado.

En este lugar había  sólo una escuela, la Baldomero Monsalve, que fue cerrada debido al alto riesgo en el que se encontraba, dada su cercanía a la quebrada Cañada Negra, que en ocasiones anteriores cuando el invierno arrecia, amenazaba con arrastrarla, como sucedió con algunas viviendas.

Si educación no hay, menos puede esperarse de los escasos espacios de recreación, esparcimiento o encuentro comunitario. Allí la fuerza de sus habitantes está concentrada en la subsistencia, la actividad económica es poca y la que hay llámese peluquería, tienda o reciclaje apenas deja para el diario.

Y el Estado… son pocos los programas y ayudas que llegan de la Administración Municipal, eso sí, la cuenta del consumo de luz y de catastro entran debajo de cada puerta cumplidamente cada mes, así sea de la casa equivocada, porque no todas tienen nomenclatura.

Sus necesidades…

“Estamos desesperados por arreglar la calle y la cañada porque en los inviernos se inundan y además la quebrada genera muchas plagas de ratas, cucarachas, babosas; abrir nuevamente la escuelita, que se cerró por el mal estado en el que se encontraba y los niños la necesitan porque les toca ir a estudiar hasta La Hoyola que pertenece al Asia Ignaciana” son las palabras de personas como María Elena Gutiérrez que lleva 12 años viviendo en el sector y las mejorías que logra ver en él son pocas.

Así como María Elena muchos de sus vecinos manifiestan que sus principales necesidades son el alcantarillado, la canalización de la quebrada Cañada Negra, arreglo y apertura de la escuela Baldomero Monsalve, pavimentación de la calle 126, solución a la situación de alto riesgo por el terreno donde habitan, ayudas para el mejoramiento de viviendas, capacitaciones e intervenciones en procesos de participación ciudadana, inclusión y reconocimiento del barrio, la comuna y la ciudad a la que pertenecen.

Aunque las necesidades del sector son obvias y están muy bien identificadas, las entidades y personas a las cuales se debe dirigir para que les ayude a resolverlas  no están tan claras, debido a que en su mayoría los pobladores del lugar no conocen nada de los procesos participativos que se desarrollan en la comuna, no tienen líderes que los representen, no saben dónde está ubicada la JAC y mucho menos conocen alguno de sus miembros.

Hasta el momento el periódico MC2 ha investigado que “La Base” no se encuentra en ningún radio de acción de las JAC de la Comuna Dos, por este motivo no podemos dejar de preguntar ¿A cuál le pertenecer?

En nuestra próxima edición trataremos de nuevo este tema, desmarañando lo que hoy desconocemos e identificando la solución o la entidad encargada de cubrir las necesidades de este lugar.

Acerca de Yonatan Duque

Comunicador Social formado en la Academia y en los procesos sociales, creyente de la comunicación para el desarrollo y en el cambio social. Me gusta escribir crónicas y perfiles. En el Periódico Mi Comuna 2 he tenido un proceso de formación muy enriquecedor, pues me ha permitido practicar, errar y corregir mis habilidades profesionales.

Articulo relacionado

Los procesos de comunicación comunitaria en la defensa de lo propio: el territorio

Contexto de ciudad: una ciudad con planeación urbana popular Medellín, es una ciudad que pasó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *