La Campaña Lazos que Brindan Esperanzas está entregando mercados a los vendedores ambulantes y personas en situación vulnerable del Valle de Aburrá. Fotografía Alejandro Arango

Hogares abrazados por la generosidad

Arroz, chocolate, pastas, lentejas, aceite, panela, garbanzos, azúcar, carne molida, sal, productos de aseo y enlatados son parte del mercado que la Universidad CES, a través de la campaña Lazos que Brindan Esperanzas, ha llevado a más de 1.803 familias en la ciudad de Medellín, desde el mes de marzo, cuando inició la crisis social y humanitaria generada por el COVID-19.

Esta iniciativa desarrollada desde el área de gestión social de la Universidad, está acompañando vendedores ambulantes, priorizando adultos mayores, madres cabeza de familia y demás personas que están en un alto grado de vulnerabilidad por las dificultades que tienen en este momento para conseguir alimentos y recursos económicos que les permita satisfacer sus necesidades básicas y las de sus familias.

La campaña busca llegar a 900 vendedores ambulantes de todo el Valle de Aburrá, que han sido priorizados en unas bases de datos elaboradas por los aliados de la universidad y por proyectos de intervención e investigación que han realizado en los territorios.

Entre las personas que han recibido los mercados se encuentran  habitantes de la Comuna 2 – Santa Cruz, que obtienen los recursos económicos para vivir el día a día, con la venta de productos como dulces, mazamorra, hojuelas, frutas, entre otros insumos y mercancías; también mujeres  madres cabeza de familia que trabajan haciendo aseo por días en casas de familia, restaurantes y almacenes; al igual hombres y mujeres  que cada día deben salir a la calle a buscar el recurso económico en el reciclaje y actividades esporádicas que les genere algo de dinero para la alimentación y vivienda.

“Como trabajador ambulante en estos momentos tengo muchas dificultades para salir a la calle a conseguirme la papita. El mercado que nos da el CES es muy bueno y nos ha ayudado a mi y a mi familia. Estamos muy agradecidos”. Asegura un vendedor ambulante de la Comuna.

A las personas se les acompaña con mercado durante 2 meses. Se están haciendo unas entregas quincenales con la ayuda de los Voluntarios de Ingenieros Sin Fronteras, llegando directamente a las casas o puntos de acopio que han sido definidos con otras entidades, con la intención de que las personas no se tengan que desplazar de su sector o tengan que ir hasta lugares muy lejanos y gastar pasajes.

“Invitamos a todas las personas a que donen, se vinculen, apoyen esta causa que es posible gracias a muchos aliados, muchas personas que generosamente han decidido vincularse para acompañar las familias que lo necesitan en medio de esta contingencia.” Asegura Daniel Ramírez, Coordinador de Gestión Social de la Universidad CES.

Para unirte a la campaña Lazos que Brindan Esperanzas, puedes dar clic en el siguiente botón y seguir las indicaciones.

Clic para unirse a la campaña

También puedes hacer tu donación al número de cuenta Bancolombia #33382183402 a nombre de la Universidad CES.

Articulo relacionado

¡Ojo! Adelántese a los problemas. Subsidio de mejoramiento de vivienda se le puede convertir en un dolor de cabeza

Desde el 27 de julio el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), …

Comentar este artículo