Encontrar empleo, drama para un recién graduado

En Colombia, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) en el último trimestre del 2014 – enero 2015 la tasa de desempleo quedó en 9,1 %, comparado con el mismo período del año anterior, se redujo 0,2 puntos porcentuales (9,3 % en 2014). A pesar de esta cifra, conseguir trabajo todavía es una odisea y más para un recién graduado de cualquier área del conocimiento.

En diciembre de 2010 se estipula la ley 1429 “Por la cual se expide la ley de formalización y  generación de empleo” más conocida como la “ley de primer empleo”, en el artículo 9 se expone que las empresas que vinculen jóvenes menores de 28 años recibirán beneficios como rebajas en los impuestos sobre la renta y los aportes de los parafiscales, entre otros.

Pese a esta ley, cuando un joven se gradúa e inicia su búsqueda formal de empleo se encuentra con un sinfín de inconvenientes, entre ellos, que no cumplen con el perfil requerido por falta de experiencia, que no tienen porque no les dan la oportunidad de adquirirla.

Cuando un joven se gradúa del colegio, comienzan a aparecer preguntas como ¿y ahora,  qué hago? ¿Voy a la Universidad o me pongo a trabajar? Pues bien, con el paso del tiempo muchos de ellos van respondiendo estas preguntas, conociendo la oferta de empleo, de educación o siguiendo la inducción de sus padres.

En la actualidad se han incrementado las oportunidades de educación superior con fondos que financian un porcentaje o el total de la carrera, además en el Plan de Desarrollo Municipal Medellín 2012-2015, hay un programa bandera como “Medellín a la U” que pretende una mayor cobertura de las instituciones universitarias, entre otros aspectos; también en el Plan de Desarrollo de la Comuna 2 existen proyectos y propuestas de educación a los cuales se le ha destinado recurso de Planeación Local y Presupuesto Participativo (PLPP) para financiar jóvenes que deseen continuar sus estudios después de graduarse del colegio.

Después de lograr con mucho esfuerzo un título o una disciplina, desempeñarla se puede convertir en una odisea, pues enfrentarse al mundo laboral es diferente. Como todo recién graduado o desempleado de la ciudad, se empieza enviando hojas de vida a las vacantes que se encuentran, pero, ¡vaya sorpresa! En las convocatorias exigen uno o más años de experiencia laboral para cumplir con el perfil requerido y lograr que lo llamen a entrevista, lo cual acaba con la ilusión y expectativas de muchos jóvenes que apenas empiezan sus vidas profesionales.

Natali Botero y su hermana Carol Botero cursaron sus estudios en el Politécnico Mayor y en el SENA, a pesar de enviar hojas de vida en varias convocatorias y de buscar en varios sitios web confiables, no han encontrado trabajo en el campo laboral para el cual se prepararon, “Uno busca el perfil, casi siempre la experiencia es lo que más prima porque la piden de uno o dos años… Entonces de una me toca descartarlo” dice Natali.

De esta manera, la experiencia es el principal limitante que tienen los jóvenes graduados para conseguir empleo. Natali asegura que contratan “un practicante seis meses y luego otro y así…” eso fue lo que ella vivió cuando realizó sus prácticas, en la cual no tuvo oportunidad para quedarse ejecutando su disciplina. Carol por su parte dice que ya está “harta de enviar hojas de vida” y por ello optó mejor por hacer un curso de vigilancia para buscar empleo, “para mí es difícil estar desempleada porque soy madre” asegura.

Nataly Jaramillo, otra habitante de la comuna, tecnóloga en administración de redes de computadores, comenta que de todas las personas con las que se graduó en marzo del 2013 solo una  está empleada en un oficio relacionado con sus estudios y con todas las prestaciones de ley, el resto de compañeros trabajan en otras cosas diferentes o como independientes. De esta manera, se evidencia que las estadísticas publicadas por el DANE solo son eso, estadísticas. Encontrar trabajo para el que se ha esforzado estudiando sigue siendo en cualquier campo todo un drama, por esto muchos jóvenes acuden al rebusque como alternativa para suplir las necesidades básicas.

Acerca de Christian Giovanny Álvarez López

Vivo en el barrio Moscú # 1, estudiante de Sociología de la Universidad de Antioquia, líder juvenil y comunitario de la comuna 2 Santa Cruz, integrante del periódico Mi Comuna 2, de la Red Jóvenes sin Fronteras y del grupo artístico y cultural Latin Soul Crew dedicado a las artes del Hip Hop, bailo Break Dance desde hace 5 años, un apasionado por las artes y por el trabajo social.

Articulo relacionado

¿Sabías que la Alcaldía de Medellín abrió convocatoria de 1.200 becas para programas de tecnologías?

La Alcaldía de Medellín a través de Sapiencia (Agencia de Educación Superior de Medellín) dio …