Comprender el desarrollo local como apuesta de la Economía Solidaria, promover la asociatividad, el trabajo en equipo desde un buen liderazgo y el manejo adecuado de los conflictos, son algunos de los retos que deben asumir las Unidades Productivas (UPAS) de las comunidades, para tener otras opciones de vida en sociedad, diferente del paradigma del capitalismo posesivo e individualista.

Economía Solidaria, Un llamado al desarrollo local

Comprender el desarrollo local como apuesta de la Economía Solidaria, promover la asociatividad, el trabajo en equipo desde un buen liderazgo y el manejo adecuado de los conflictos, son algunos de los retos que deben asumir las Unidades Productivas (UPAS) de las comunidades, para tener otras opciones de vida en sociedad, diferente del paradigma del capitalismo posesivo e individualista.

La Ley 454 de 1998 define la economía solidaria como el sistema socioeconómico, cultural y ambiental conformado por el conjunto de fuerzas sociales organizadas en formas asociativas identificadas por prácticas autogestionarias solidarias, democráticas y humanistas, sin ánimo de lucro para el desarrollo integral del ser humano como sujeto, actor y fin de la economía.

Es así, como las Unidades Productivas (UPAS) de la Economía Solidaria se convierten en empresas en las que la solidaridad y la comunidad son los factores principales de desarrollo económico, sus acciones se fundamentan en principios, valores y fines solidarios como la responsabilidad, autogestión, cooperación, igualdad, ayuda mutua, democracia, honestidad, transparencia, y equidad.

Frente al tema, el líder y actual vocero de la Comisión Económica de Presupuesto Participativo de la Comuna Dos, Giovany Estrada, expresa “en nuestra comuna los resultados no han sido los más buenos ya que los objetivos en el tema económico no se cumplen.  La inversión fue de $3.452 millones de pesos, sin contar con la próxima de 567 millones, priorizados en los concejos comunales para las diferentes UPAS de la Comuna Dos, en busca de consolidar la estructuración de una economía solidaria donde los habitantes puedan mejorar, a través de estas, los bajos niveles de ingresos dados por la poca oferta laboral”.  Agrega, “en la actualidad hay 17 UPAS activas, ninguna con enfoque de Economía Solidaria.  En la Comuna, con estas intervenciones no se ha podido tener unidades productivas que tengan empleados o un número significativo de personal de planta con sus ingresos mínimos de subsistencia, en este caso el salario mínimo. Además, cuando las unidades productivas se asesoran, lo hacen con un enfoque empresarial, distinto al de la Economía Solidaria”.

Formarse para transformar-se

El Instituto de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano “SABERES SOLIDARIOS” de la corporación FOMENTAMOS viene capacitando a jóvenes y líderes comunitarios pertenecientes a UPAS  y Juntas de Acción Comunal (JAC) como técnicos laborales y  asistentes administrativos con énfasis en economía solidaria, para la formación, gestión y dirección de proyectos económicos asociativos con elementos conceptuales y prácticos para el desarrollo de sus propósitos en aras de aportar al desarrollo local de sus comunidades.

Cristina Amariles, coordinadora del Instituto, sostiene “nuestro mayor énfasis está en brindar herramientas para las UPAS, quedamos completamente satisfechos si nuestra formación realmente le aporta a los proyectos económicos comunitarios, generando cambios en la manera de liderar, que reflejen que la educación impartida, propicia la transformación de las prácticas y fortalece los proyectos”.

Juan David Piedrahita, estudiante de la técnica sostuvo que lo más significativo con su UPA ha sido “replantear muchas de las concepciones que traía en el tema de economía,  pues siempre estaba direccionado en tener éxito para mi, ahora ha sido muy importante la solidaridad  y de eso me pego mucho para construir desde mi hogar y mi familia hacia arriba”.

Es posible entonces otra economía, a través del cambio de prácticas tradicionales por acciones sociales, porque no se trata de producir y distribuir bienes y servicios materiales, sino también, generar y posibilitar otras relaciones sociales.

Acerca de Mi Comuna 2

El periódico MI COMUNA 2 es un medio de comunicación de la Comuna 2 – Santa Cruz, de la ciudad de Medellín. Con un tiraje mensual de 13.000 ejemplares y 16 páginas a full color, el periódico ha publicado más de 69 ediciones, algunas de ellas financiadas con recursos de la Corporación Mi Comuna, la entidad que lo administra. Desde el inicio el equipo de trabajo de este medio se propuso contribuir con el desarrollo local, social y comunitario a partir de la construcción de espacios de encuentros, es por ello que la realización de cada edición tiene como ingrediente principal la participación de los habitantes de la comuna.

Articulo relacionado

La comunidad cuenta con un nuevo parque, el Parque Ambiental Popular 2 La Isla

En la carrera 46 con la calle 118, desde principios del mes de julio la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *