¿Cómo construimos paz desde nuestros territorios?

Con casi 100 asistentes se realizó el primer Encuentro Comunitario ¿Cómo construimos paz desde nuestros territorios?, en donde diversos actores académicos y comunitarios se encontraron para conversar sobre cuatro puntos específicos: las acciones y estrategias que se han desarrollado en los territorios, los contextos y distintas problemáticas, los y las protagonistas de este proceso y finalmente, las intencionalidades de las agendas comunitarias frente a la construcción de paz.

Esta actividad tuvo lugar el pasado viernes, 27 de mayo de 2016, en el Museo de Antioquia, dinamizada por la articulación existente entre diferentes universidades, organizaciones sociales y comunitarias, entidades culturales de la ciudad de Medellín. Este primer acercamiento contó con el apoyo del Departamento de Trabajo Social de la Universidad de Antioquia, la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, Los Comités de Memoria de las Comunas 13 y 8, la Alianza Nororiental, el proceso Memorias en Diálogo, Confiar Cooperativa Financiera, el Museo de Antioquia y demás organizaciones que acompañan los Encuentros Comunitarios.

Durante este encuentro se dialogó sobre los procesos de negociación entre el gobierno y las insurgencias, los intereses políticos y económicos de actores como las elites y los diferentes grupos armados legales, además de la responsabilidad de los medios de comunicación en torno al conflicto armado y el proceso de paz. Por otra parte, se conversó sobre la paz con justicia social, las distintas formas de resistir de los habitantes de nuestros territorios, el papel de los diferentes grupos poblacionales, las propuestas culturales, artísticas y sociales de las organizaciones comunitarias, así como el compromiso de los medios comunitarios.

Algunas personas puntualizaron diferentes reflexiones sobre los temas abordados, entre ellas se destacan: generar espacios de interlocución entre el Estado y las organizaciones sociales, teniendo en cuenta el rol de la institucionalidad como garante de derechos; incluir el trabajo con la niñez, la juventud, las mujeres, la población afro y LGBTI; caminar y reflexionar con la suma de voluntades de las organizaciones sociales, especialmente las de víctimas; trascender el discurso de la construcción de paz hacia una pedagogía por el fin de la guerra; y finalmente, como planteamiento general, si bien aún no se han firmado los acuerdos de paz, se afirmó que la paz la construimos todos y todas.

La programación culminó en la Plazoleta del Parque Botero con un plantón artístico y cultural por la construcción de paz. Algunas de las consignas arengadas al ritmo de cumbias y porros fueron: ¡La paz es de todos los días!, ¡La paz se construye desde los barrios y veredas!

Este evento es solo el principio de los Encuentros Comunitarios, una serie de jornadas que se realizarán durante todo el año y que se constituyen en una posibilidad para el diálogo de saberes y la construcción colectiva entre universidades y comunidades, cuyo fin es promover el intercambio de experiencias sociales y comunitarias, la generación de reflexiones sobre los procesos de acción colectiva, así como la articulación de agendas investigativas y comunitarias frente tres ejes temáticos: la construcción de paz, la defensa y transformación social de los territorios y la participación. El próximo Encuentro Comunitario será “Caminemos el barrio”, tendrá lugar el próximo 18 de junio en la Comuna 2 – Santa Cruz, con un recorrido territorial que tiene por objetivo sentí-pensar las calles, personas, espacios públicos y privados de este sector.

Encuentro Comunitario ¿Cómo construimos paz desde nuestros territorios?

Acerca de Elizabeth Espinosa Arango

Soy Elizabeth, nací hace un poco más de 24 años. Soy Comunicadora Social, siempre me ha gustado el trabajo social en las comunidades y veo mi vida reflejada en ello. Vivo enamorada de la vida, aunque me desilusiono fácilmente. Me pueden decir "gorda", pero soy muy delgada. Nací en Medellín y camino feliz por las calles de Mi Comuna 2. Amo mi familia, amigos y compañeros. No doy monedas, compro dulces. Y solo queda decir, no me gusta el maní.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *