Fotografía cortesía Corporación Jurídica Libertad

Autocuidado y autoprotección para los liderazgos defensores de derechos humanos

Desde la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016 hasta junio 2020, en Antioquia se han presentado 1.286 agresiones contra la labor de los líderes y lideresas sociales. Es el segundo departamento de Colombia con más agresiones reportadas, con un total de 400 según el Observatorio del Nivel de Riesgo a la Labor de Líderes, Lideresas, Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en Antioquia de La Fundación Sumapaz y La Corporación Jurídica Libertad.

La Corporación Jurídica Libertad tiene como objetivo la defensa de los derechos humanos y hace parte del Proceso Social de Garantías de Antioquia, una articulación de organizaciones sociales de las subregiones del departamento que desarrolla acciones de prevención, protección, investigación y garantías de no repetición. En ese sentido, han realizado un protocolo de protección y autoprotección para los líderes y lideresas sociales en el que se encuentran una serie de herramientas para la exigibilidad de derechos frente al Estado y también las formas de responder a hechos violentos y violación de los mismos.

Este protocolo está construido a través de cartillas, donde se explica el concepto de defensor o defensora de derechos humanos, agresión, riesgo, amenaza, protección y autoprotección; plantea una serie de consejos de cómo actuar en los casos de violencia y vulneración de derechos y además hace énfasis en las violencias de género y las medidas de protección durante la cuarentena, puesto que ha sido un periódo de tiempo en el que se han incrementado las violencias contra los liderazgos sociales, principalmente por parte de la fuerza pública.

Según el observatorio de riesgo, durante 2020 la situación de agresión se ha recrudecido, en lo corrido del primer semestre se contabilizó un total de 158 agresiones, las principales modalidades han sido: 15 asesinatos, 35 amenazas, 82 detenciones arbitrarias, 5 desplazamientos forzados, 5 judicializaciones y 3 desapariciones forzadas. Los principales responsables son la Policía Nacional- Escuadrón Móvil Antidisturbios, Paramilitares de las AGC y Caparrapos; Ejército Nacional y Fiscalía.

Todos los municipios del departamento tienen presencia de al menos un grupo paraestatal o funcional a este. Territorialmente predominan las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), un grupo que ha aumentado su dominio al 90% de los municipios del departamento según el Proceso Social de Garantías.

La fuerza pública también hace presencia en los 125 municipios, lo que para la Corporación Jurídica Libertad, evidencia que no es por falta de pie de fuerza que los grupos armados ilegales se establecen en los territorios. Tal es el caso del Bajo Cauca que, con más de 5.000 efectivos de la fuerza pública en el territorio, presenta una grave crisis humanitaria.

Según las cartillas, la protección se refiere a todas las acciones que pueden desarrollar las instituciones para resguardar la vida, libertad e integridad personal de los defensores y defensoras de derechos humanos y de líderes y lideresas sociales. A pesar de que el deber de protección le corresponde al Estado, es importante que los/as líderes/as sociales y defensores y defensoras de derechos humanos identifiquen y establezcan medidas de autoprotección que les permitan minimizar su exposición a factores que representen amenazas contra la organización y contra la vida, integridad y libertad personal.

Descarga los protocolos creados por la Corporación Jurídica Libertad

 

Mira este video sobre Pautas de protección y autocuidado para líderes sociales.

 

Articulo relacionado

¡Ojo! Adelántese a los problemas. Subsidio de mejoramiento de vivienda se le puede convertir en un dolor de cabeza

Desde el 27 de julio el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), …

Comentar este artículo