300 agentes de la policía han sido retirados por tener relaciones con grupos ilegales

En el marco de evaluar los alcances del proyecto “Construyendo Paz y Ciudadanía en Medellín”, que ejecuta la Asamblea de Cooperación por la Paz y la Fundación Forjando Futuros. Financiado por el Ayuntamiento de Madrid y acompañado por la Alcaldía de Medellín, entrevistamos a Carlos Alberto Arcila Valencia, Subsecretario de Derechos Humanos de la administración municipal.

Fundación Forjando Futuros (FFF) – La Fundación  realizó recientemente un diagnóstico sobre la naturalización de las violencias en las comunas 7 y 2 de Medellín, con énfasis en enfoque de género, ¿qué importancia tiene este tipo de diagnósticos para la ciudad?

Carlos Arcila (CA). Nos parece importante por todo el proceso participativo que se hace con la ciudadanía, porque hay un trabajo detrás que permite que la intervención que se hace arroje un análisis que muestra cuál es la ruta para acompañar a las comunidades y en ese sentido, nos permite tener alternativas y soluciones. Además, es un proyecto importante liderado por la Fundación Forjando Futuros referente a todo lo que se requiere en las comunas 7 y 2.

El diagnóstico habla de los mecanismos de solución de conflictos, aquí hay una cultura histórica de hace más de 30 años donde la influencia del narcotráfico generó la incultura de distanciar el Estado con la ciudadanía, conllevando a que los mismos jóvenes que estaban en el conflicto resolvieran de manera violenta los problemas de convivencia.

El Estado viene recuperando confianza, fortaleciendo la institucionalidad, pero todavía está esa mentalidad del ciudadano de buscar alternativas, no a través del Estado, sino por medio de los jóvenes para resolver de manera violenta los conflictos inter-vecinales, y esto es delicado porque todavía está muy arraigado este estilo de abordar y entender los conflictos.

FFF. Parte de los resultados del diagnóstico muestra que en las dos comunas se estaban naturalizado los problemas de convivencia y que la seguridad, lo resuelven los “muchachos” ¿por qué se mantiene esta práctica?

CA. Es muy insólito, por ejemplo, hay casos en que el vecino está con el equipo a todo taco y yo le digo: “Mira, estoy enfermo o mérmale al equipo”, – “¡qué va hijueputa, yo no le mermo!”-, pero llega el del “combo” con el revólver y le dice: -“Mérmale al equipo…”- y de manera inmediata le merman, ¿por qué no le hizo caso al señor que estaba enfermo que con una petición respetuosa le dice mérmele al equipo?

En el caso de la basura, sabe que el carro pasa a recogerla todos los jueves a las siete de la mañana, pero sale y la dejan el miércoles o el martes en la esquina, llega el vecino y le dice: “¿Por qué está colocando usted la basura en la esquina si el carro pasa el jueves?”, – “¡ah, vieja hijueputa metida!”-, pero pasa el del “combo” y le dice: “me hace el favor, no tire la basura ahí,” –“ah listo hermano, de una”-, ¿sí me entendés?, es porque el del “combo” tiene esa herramienta coercitiva o amenazadora y le corren, pero a la señora si le decía metida, la insultan y amenazan.

Se genera una violencia producto de una situación que era fácil de resolver y que no necesitaba un tercero, pero le hacen más caso al tercero porque tiene ese poder coercitivo, ¿cierto?, entonces es muy complicado la manera como se relacionan los ciudadanos entre sí.

FFF. Han salido informes donde se denuncia que la policía ha tenido pactos con grupos ilegales, ¿todavía hay algunos miembros de la policía que conviven con esos combos?

CA. Yo creo que ahí la policía ha recuperado mucho la confianza y su papel en los territorios, pero todavía hay algunos que se dejan cooptar por estas estructuras y lo hacen a través de dádivas. 

FFF. ¿Se tiene conocimientos de cuántos miembros de la policía nacional se han expulsado por tener cercanía con grupos ilegales?

Más de 300 miembros de la fuerza pública. La policía ha estado depurando mucho esa situación durante todos estos años. 

FFF. Uno de los resultados del diagnóstico, es que en la comuna 2, la estación de policía es considerada por las mujeres un lugar inseguro, ¿cómo la administración interpreta este resultado?

CA. Claro, porque hay algunos agentes, no podemos decir que todos, que rompen la relación y la confianza ciudadana; por eso, esta administración puso un policía en cada estación en derechos humanos, o sea, que estuviera encargado de proteger y garantizar los derechos humanos desde la misma institución.

FFF. ¿Qué otras acciones se han hecho para fortalecer la confianza ciudadana hacia las instituciones?

CA. Uno, empoderar y fortalecer las mesas de derechos humanos que nos permite la movilización, la visibilización y la denuncia.

Segundo, fortalecer la fuerza pública en derechos humanos, para que se recupere la confianza y con la presencia de agentes en cada estación encargados solamente del tema de derechos humanos.

Tercero, la capacitación permanente. Frente a este punto ya tenemos una técnica en derechos humanos y paz donde todos los agentes son capacitados.

 FFF. ¿Cuántos miembros de la fuerza pública se han formado?

Apenas se van a formar en este año 41 uniformados.

FFF. ¿Cuánto ha sido el presupuesto para víctimas y derechos humanos en la Secretaría de Inclusión Social?

CA. Como unos 20 mil millones por año.

FFF. ¿Cuántas personas tienes a cargo en temas de derechos humanos?

CA. Casi 200 personas.

FFF. ¿Qué recomendaciones tiene para la próxima administración?

CA. Primero, yo creo que sería fortalecer el Sistema Municipal de Derechos Humanos, que es darle la línea técnica a todas las dependencias que están descentralizadas y centralizadas. Es muy importante porque todavía falta que algunas dependencias trabajen con el enfoque de derechos humanos.

Segundo, un plan de búsqueda de personas dadas por desaparecidas. Colombia es uno de los países con un alto número de víctimas por desaparición forzada.

Tercero, fortalecer la confianza ciudadana con la policía, porque es garante de derechos humanos y son los ojos en los territorios de parte del Estado. Creo que hay que seguir fortaleciendo esa línea porque si los policías no brindan realmente una confianza a la ciudadanía, no vamos a lograr dar el paso y el salto fuerte en ese tema.

Cuarto, el tema de la construcción de paz territorial. Sin importar la concepción que tengamos de paz está se debe construir desde los territorios. No es un acuerdo entre dos partes, sino entre todos.

FFF. De las dependencias del Sistema Municipal de Derechos Humanos ¿cuáles son las dependencias que destacaría?

CA. Yo creo que educación, juventud, seguridad en el tema del análisis. Ahora, en cuanto a la implementación, creo que hay que trabajarla mucho más.

FFF. ¿Qué dependencia dentro de la administración municipal le falta fortalecer el enfoque de derechos humanos?

Los entes descentralizados 

FFF. ¿Cómo cuáles?

De pronto Empresas Varias, el Área Metropolitana.

Acerca de Mi Comuna 2

El periódico MI COMUNA 2 es un medio de comunicación de la Comuna 2 – Santa Cruz, de la ciudad de Medellín. Con un tiraje mensual de 13.000 ejemplares y 16 páginas a full color, el periódico ha publicado más de 69 ediciones, algunas de ellas financiadas con recursos de la Corporación Mi Comuna, la entidad que lo administra. Desde el inicio el equipo de trabajo de este medio se propuso contribuir con el desarrollo local, social y comunitario a partir de la construcción de espacios de encuentros, es por ello que la realización de cada edición tiene como ingrediente principal la participación de los habitantes de la comuna.

Articulo relacionado

Las violencias urbanas se naturalizan en la comuna 2

Según una reciente investigación realizada por la Fundación Forjando Futuros sobre las violencias urbanas y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *